Perfil del graduado

El perfil profesional propuesto como objetivo de esta modificación, trata de adecuarse a los requerimientos actuales que proponen tanto el proceso de globalización del cual resulta imposible sustraerse, como el de la necesaria integración regional, pero sin dejar de lado la propia realidad local.

Sobre estas bases se trata de fortalecer la formación en las ciencias básicas, particularmente en el área de las matemáticas, pero con una definida orientación hacia su aplicación en la ingeniería para lo cual se diferencian dos etapas: la primera que incluye la formación clásica impartida por el área de ciencias básicas; la segunda orientada a las aplicaciones en la ingeniería tanto en el planteo como en la resolución de problemas con el apoyo actualmente imprescindible de la informática.

La formación básica se complementa con las asignaturas del área de tecnología aplicada que incluye la mecánica del sólido, la termodinámica, electrotecnia y la ciencia de los materiales. Un tratamiento particular se ha aplicado a la mecánica de los fluidos y el análisis estructural. Los conocimientos de la  mecánica de los fluidos tienen una orientación particular en la ingeniería naval que requiere un mayor énfasis y profundización de algunos capítulos sobre otros, por lo cual se ha incorporado esta disciplina al segundo tramo de la teoría del buque que se centra en el estudio hidrodinámico del mismo. Respecto al análisis estructural se mantienen las asignaturas básicas que tratan la estática y la resistencia de los materiales con una orientación a los problemas específicos de las estructuras navales. A partir de allí se ha estructurado el esquema que se detalla más adelante.

En lo que corresponde al área de tecnología aplicada se han privilegiado los aspectos formativos sobre los informativos, tendiendo a una formación que permita asimilar e interpretar los cambios tecnológicos que se suceden cada vez con mayor frecuencia. Esta área se subdivide en cuatro líneas de conocimientos, la arquitectura naval, las estructuras navales, los mecanismos de propulsión, gobierno y servicios del buque y la construcción naval. Cada una de estas líneas comprende un conjunto de asignaturas integradas como se ve en el cuadro correspondiente.

Como formación complementaria se incluyen asignaturas orientadas fundamentalmente a proporcionar herramientas de gestión además de aquellas pertenecientes al  área humanística y complementaria del ejercicio profesional.