Estudiante de Ingeniería Industrial desarrolló plataforma de entrenamiento y nutrición

Permite a los usuarios obtener un plan integral de nutrición y entrenamiento físico, además de recibir un seguimiento y motivación personalizado.

axel walda

Axel Gualda, alumno de Ingeniería Industrial, desarrolló Gualda Training- Fitness y Nutrición, una plataforma de entrenamiento deportivo y cuidado alimenticio, para lo cual contó con el asesoramiento del Centro de Emprendedores de la Facultad.

Cuando comenzó a cursar Ingeniería Industrial en la UTNBA, Gualda ya era personal trainer. En el segundo año de la carrera comenzó a desarrollar el emprendimiento: “traté de escalarlo a través del branding y con la llegada que teníamos a los usuarios. Incorporamos profesores al equipo para poder satisfacer la demanda que estábamos teniendo. Hoy ofrecemos clases presenciales, tanto personalizadas como grupos de entrenamiento en parques. Y tenemos una plataforma a través de la cual desarrollamos planes de alimentación y entrenamiento personalizados, a distancia”, explicó Gualda.

Gualda Training se encuentra hoy en funcionamiento; trabajan 6 profesores, dos nutricionistas y dos administrativos. “Trabajamos con una agencia de marketing digital para mejorar la llegada, tanto para el trabajo interno mejorando el servicio, como para un trabajo externo, de comunicación, para difundir la propuesta de valor de las actividades que hacemos”, aseguró el alumno.

Los grupos de entrenamiento presencial se encuentran en la Ciudad de Buenos Aires y sus actividades se complementan con planes de alimentación.

A través de la plataforma, los usuarios completan un formulario interactivo “que simula una entrevista con una nutricionista y un profesor. Y en función de las respuestas que van dando los va llevando a las diferentes secciones. Luego se utilizan esos datos más los horarios, gustos, enfermedades y demás particularidades para elaborar un plan personalizado”, destacó Gualda.

Con la intención de diferenciarse del seguimiento que realizan los profesionales nutricionistas, la plataforma ofrece un seguimiento diario. “En el servicio a distancia, que es el más atractivo en términos tecnológicos, el desafío es hacerle sentir al alumno/ cliente que estamos cerca, independientemente de la distancia. Esto nos permite llegar a todo el país con el servicio, con un plan personalizado tanto en materia de entrenamiento –que permite que el usuario entrene en su casa, en el parque, durante el tiempo disponible, teniendo en cuenta las lesiones- como en lo que respecta a la alimentación: los gustos, los horarios, las rutinas de trabajo. Con eso se genera un plan integral tanto de rutina como de dieta, y un seguimiento y motivación para asegurar la constancia en el desarrollo del plan y la concreción de objetivos que se van planteando los alumnos”, aseguró el creador de Gualda Training.

Para eso, entre el personal de la compañía se encuentran motivadores que realizan el seguimiento personal de los alumnos. “Se trata de una función similar a la de un ejecutivo de cuentas. La idea es que sea algo personalizado, no tan automatizado -uno de los problemas que se presenta hoy-, porque a medida que avanza la tecnología las cosas tienden a ser menos personales y todos los mensajes y mails están programados por un robot. Nuestra intención es brindar un servicio personalizado en el que la gente sepa que detrás del celular hay otra persona que está efectivamente leyendo, tomando nota y mandándoles contenido que pueda ser interesante para ellos”, explicó.

El estudiante de Ingeniería Industrial está trabajando en paralelo a Gualda Training en otro proyecto con el que tiene previsto adaptar parte del know how de la plataforma a los gimnasios: “la parte del seguimiento y motivación influye en la tasa de renovación y fidelización que tienen los gimnasios e instituciones deportivas. En estos temas la constancia y la motivación a la hora de renovar la cuota es menor que usando este servicio. Entonces vamos a adaptarlo conociendo bien a los clientes y sus necesidades”.

Por otro lado, Gualda destacó el apoyo recibido en la Facultad: “la Ingeniería me abrió la cabeza. Tenemos materias de gestión, pero lo que más valoro es el contacto con los profesores, poder hablar con ellos, tener un Centro de Emprendedores en el cual su director, Pablo Chami, nos ayuda desde el primer momento. Nos asesora en cuanto al financiamiento que ofrece el Estado para este tipo de proyectos tecnológicos o con impacto social. Es una Facultad que abraza y acompaña en todas las etapas que uno necesita”, sostuvo.