Se realizaron las Primeras Jornadas de Tecnologías Químicas en la UTNBA

Se presentaron 25 ponencias de las diferentes líneas de investigación que posee el Centro de Tecnologías Químicas del Departamento de Ingeniería Química de la Facultad.

portadaweb

Entre el 4 y el 5 de diciembre pasado se llevaron a cabo las primeras Jornadas de Tecnologías Químicas de la UTN Buenos Aires.

La apertura del encuentro estuvo a cargo del Dr. Marcos Cohen, Director del Centro de Tecnologías Químicas, quien relató: “Hace poco fui al programa de radio de la Facultad y cuando me preguntaron cuántos integrantes tenía el centro de Tecnologías Químicas, tuve que decir No lo sé. Y me sentí bien de contestar eso, porque el Centro de Tecnologías Químicas está en constante crecimiento. Tenemos cada vez más investigadores formados e investigadores en formación, becarios graduados, doctorandos, aspirantes a tesis de maestría, y ese es un número que va creciendo permanentemente a partir de nuestra propia actividad, -sostuvo-. Si yo me remonto a algún tiempo, 15 años atrás, en el Departamento de Ingeniería Química de la Facultad teníamos 2 proyectos de investigación y aspirábamos a ver si la investigación crecía. Hoy no sé cuánta gente trabaja porque la puedo contar por decenas, así que bienvenido sea mi olvido temporario”.

Para finalizar, afirmó que “todo esto tiene que ver con la acción que se impulsó desde el Departamento de Ingeniería Química durante años que se fue consolidando a través del germen de este Centro de Tecnologías Químicas, el Grupo de Investigación y Desarrollo en Tecnologías Químicas Aplicadas y que tiene su consolidación en el Doctorado de Ingeniería con mención en Tecnologías Químicas. Seguimos creciendo”.

Por su parte, el Dr. Walter Legnani, Secretario de Ciencia, Tecnología y Posgrado de la UTN, comentó: “Cuando a mí me tocó volver al país el único Doctor que había en la Facultad era una Doctora en Filosofía. Hoy tenemos decenas de doctores, y muchos otros en procesos de formación para que pronto aumente esa masa crítica de investigadores formales, -compartió-. La Universidad tiene en este momento 3400 investigadores activos que trabajan, que son evaluados, y que su producción está por sobre la media nacional. Eso era inimaginable haces 15 años, como hablaba Marcos antes”.

En ese mismo sentido, aseguró que “este Centro forma parte de unos 32 Centros que tiene la Universidad en todo el país, junto con otros 64 grupos de investigación.  Y en todos estos grandes números la Facultad Regional Buenos Aires ha hecho una apuesta enorme; de las autoridades, el Decano Guillermo Oliveto, de Patricia Cibeira, Secretaria de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva de la Facultad que me consta la preocupación y la dedicación que pone en todo lo que hace. Lo mismo sucede con Marcelo Giura y con la comisión de Posgrado. Tenemos dos Doctorados acreditamos con la máxima calificación a nivel nacional. Realmente es otra Facultad, -consideró Legnani-. La generación de la que formo parte abrió un camino. Y ese camino se cimentó con mucha paciencia, con mucho trabajo y sobre todo, con la convicción de que para tener mejores ingenieros hay que darles las herramientas para que puedan investigar, aunque luego no se dediquen a ser investigadores el resto de su vida. Que hayan visto y experimentado qué es la investigación”.

Durante el evento, organizado por el Centro de Tecnologías Químicas del Departamento de Ingeniería Química de la Facultad, se expusieron los proyectos agrupados por línea de investigación: Tecnología de los Alimentos, Tecnología de los Materiales, Estudios Medioambientales, Procesos Biotecnológicos, Radioquímica y Aplicaciones Nucleares.

“Se presentaron 25 ponencias, casi todas a cargo de becarios alumnos, graduados y tesistas, cuya participación en este evento les permitió realizar un importante trabajo de síntesis, así como afianzar su inclinación hacia la investigación a través del conocimiento más profundo de los proyectos existentes.  Contamos con la presencia de 46 asistentes. La importancia de llevar a cabo actividades como esta es que si bien los diversos proyectos se enmarcan en diferentes líneas de investigación, comparten en gran parte metodologías experimentales similares, como así también requieren en muchos casos, visiones desde distintas aristas del conocimiento. El intercambio de ideas entre los actores permitió  poner en común las dificultades y aciertos logrados que podrán ser capitalizadas en el avance de cada proyecto”, explicó la Ing. Susana Santana, Directora de la carrera de Ingeniería Química.

El 5 de diciembre se realizó además, la Conferencia: Síntesis y aplicaciones de nanocompuestos  poliméricos, dictada por el Dr. Javier Amalvy.

Entre las exposiciones de la línea de investigación Tecnología de los Alimentos se realizó el panel “Aplicación de tratamientos de descontaminación microbiológica en especias y su impacto en el contenido de polifenoles y capacidad antioxidante”; “Esterilización de especias mediante tratamiento ultravioleta”; “Secado solar de frutihortícolas”; “Diferentes procesos de fritura aplicados a alimentos fortificados”; “Productos frutihortícolas fortificados osmodehidrocongelados”.

Luego se presentaron los trabajos de la línea de investigación Tecnología de los Materiales: “Desarrollo de materiales vitrocerámicos de interés tecnológico”; le seguió “Desarrollo de recubrimientos anticorrosivos en aleaciones de  magnesio y aluminio”, “Preparación y caracterización de polímeros conductores sensibles a la temperatura”; “Optimización de los parámetros de la síntesis de nanohilos de ZnO y su aplicación en la construcción de un prototipo  de detector ultra violeta”; “Desarrollo del método de revestimiento térmico de juntas de campo por medio de electrofusión en ductos de acero revestidos con poliolefinas”; “Obtención  y optimización de un “ARRAY” de Hg 1-x Cd x Te (MCT) para detección IR”.

Posteriormente se expusieron los avances de la línea Estudios Medio Ambientales: “Abatimiento de arsénico y flúor en agua de bebida”; y “Biodegradabilidad de hidrocarburos en suelos contaminados de la Patagonia”.

A continuación fue el turno de la línea Procesos Biotecnológicos, con la presentación de los avances del proyecto: “Efecto de la intensidad de luz sobre la producción de biomasa, la composición bioquímica y el contenido de pigmentos de Spirulinaplatensis”; “Influencia de la concentración de un efluente cervecero y del pH en la producción de biomasa de Chlorellavulgaris”; “Influencia del mezclado en la producción de biomasa y composición bioquímica de Spirulinaplatensis”; “Producción mixótrofa de biomasa microalgal empleando subproductos de la industria láctea como fuente de carbono”; “Efecto de la concentración de fósforo del medio de cultivo sobre la producción de biomasa y composición bioquímica de spriruliniplatensis”; “Conversión de sacarosa en FOS empleando la levansacarasa de gluconoacetobacterdiazotrophicus inmovilizada en columna”; “Optimización de la producción de levansacarasa extracelular por Gluconoacetobacterdiazotrophicus empleando metodología de superficies de respuesta”.

Le siguieron las exposiciones de la línea Estudios Medio Ambientales, entre las que se encuentran “Generación de un modelo y una metodología para la determinación de la huella de carbono de productos y servicios” y “Análisis de ciclo de vida del aprovechamiento integral y eficiente de subproductos y residuos de la actividad agrícola en Argentina”.

Por último, se presentaron los trabajos de la línea “Radioquímica y Aplicaciones Nucleares”, “Estudio sobre reacciones secundarias y umbral producidas en reactores nucleares”; “Desarrollo de métodos combinados de análisis por activación no destructivo en reactores nucleares, para la determinación de elementos de las tierras raras”.

El cierre de las Jornadas contó con la participación de la Lic. Patricia Cibeira, Secretaria de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva,  de la Facultad.

« 1 de 7 »