Graduados de la UTNBA desarrollan aplicación para monitorear Centros de Esquí

La aplicación White Powder permite monitorear a los esquiadores y enviar notificaciones por condiciones climáticas adversas, con el objetivo de evitar accidentes.

concurso-proyecto-final

Los graduados de ingeniería de la UTN Buenos Aires Ignacio Abad, Iván Franco, Gonzalo García Córdoba, Joaquín Ibar y Lucas Sagaria desarrollaron un sistema de control para centros de esquí, que provee la posibilidad de monitorear en tiempo real a todos los esquiadores.

“La idea surgió a partir del accidente que tuvo Michael Schumacher. Los expertos indicaron que el tiempo de respuesta que tuvo la atención médica pudo definir sus secuelas y la posibilidad de sobrevida”, explica Iván Franco.

Con este dato como antecedente, los estudiantes empezaron a trabajar en un alerta a partir de envío de mensajes para que el centro de esquí sepa exactamente dónde es el accidente y pueda dar atención lo más rápido posible. Posteriormente se sumaron otras funcionalidades; que se pueda monitorear en tiempo real a cada uno de los esquiadores, y la posibilidad, en caso de avalancha, de notificar a los esquiadores. “Esto se hace de dos maneras; se envía la alerta como si fuera una alarma a la aplicación del esquiador y además por los auriculares se corta cualquier sonido que se esté emitiendo (por ejemplo, si la persona está escuchando música) y se reproduce el audio del mensaje”, especifica el graduado.

Estos mensajes se pueden enviar a una sola persona, a un grupo de personas, e inclusive a todas que estén dentro del centro de esquí. Quien esté a cargo del monitoreo verá las pistas dibujadas en mi mapa, y así detectar cuando un esquiador se está yendo fuera de los rangos permitidos. La aplicación contempla la posibilidad de mandar un mensaje particular a esa persona.

La aplicación de White Powder prevista para el esquiador administra datos de interés para el deportista; la cantidad de pistas, qué dificultades tiene cada pista, las comodidades y actividades del centro del esquí, y otros datos como clima, altura y velocidad promedio.

“No solo queremos atacar el accidente sino contribuir a prevenirlo. Lo que nos dimos cuenta es que una persona cuando hoy aprende a manejar necesita aprender señalizaciones. Cuando vos estás esquiando o haciendo snowboard  llegas a alcanzar velocidades considerables, que requiere un esquema de señalización que mucha gente desconoce, -sostienen los graduados-.Por eso incluimos en la aplicación todas las señalizaciones con su correspondiente explicación y detalle, para prevenir y concientizar de estos riesgos”.

El proyecto prevé para el centro de esquí otras dos aplicaciones complementarias: una para comunicarse con el rescatista, que circula la pista cada 15 minutos, y que tiene la posibilidad de enviar un alerta de accidente con la ubicación exacta; y otra para registrar las pistas en un mapa, añadiendo características generales como la dificultad.

El producto ya se encuentra finalizado. A futuro los graduados planean integrar la aplicación con dispositivos wearable y IOS.