Investigador de la UTNBA desarrolló módulo de cómputo para aplicaciones industriales

Se trata de un proyecto que continúa en línea con el de la Computadora Industrial Abierta y le suma nuevas funciones, como la posibilidad de ejecutar aplicaciones de alto nivel.

ciaa

El Ing. Pablo Ridolfi,  docente e investigador de la UTNBA, creó un módulo de cómputo que permitirá ejecutar aplicaciones industriales, exploradores web y otras funcionalidades de computadoras hogareñas, y lo sumó a la Computadora Industrial Abierta Argentina (CIAA) de cuyo desarrollo participa desde 2013.

La Computadora Industrial Abierta Argentina (CIAA) se creó en 2013. Fue un proyecto realizado entre diferentes universidades y empresas nacionales, que consistió en el desarrollo de una computadora industrial que pudieran utilizar todos a quienes les interesara.

“El Proyecto CIAA,que acaba de cumplir cuatro años en noviembre de este año, consistía en hacer un diseño abierto para que todos lo pudieran aprovechar, tanto empresas como instituciones y universidades. Es el diseño de una computadora industrial: una computadora que no necesita un teclado, un mouse o un monitor sino que puede estar incluida en aparatos que se usan todos los días pero que quizás no tienen forma necesariamente de una computadora”, explicó Ridolfi.

El “Módulo de Cómputo Embebido basado en Cortex-A8”, desarrollado por Ridolfi tiene interfaz de usuario, conectividad, almacenamiento y capacidad de procesamiento de datos; y al mismo tiempo resuelve requerimientos de procesos industriales.

“Este proyecto del módulo de cómputo industrial surgió en el marco de mi trabajo final de la maestría que hice este año en la Facultad de Ingeniería de la UBA (FIUBA). Mi director fue el Ing. Alejandro Furfaro, quién es además el Director de la Carrera de Ingeniería Electrónica de la UTN Buenos Aires, y del Laboratorio de Procesamiento Digital en el que trabajo. Con él decidimos llevar la plataforma de la Computadora Industrial Abierta un paso más allá”, sostuvo Ridolfi.

“Este módulo de cómputo industrial –continuó- es una computadora, tiene los mismos componentes que una computadora y está pensada específicamente también para aplicaciones industriales. Sigue la misma línea de la Computadora Industrial Abierta pero en este caso le agregamos más funcionalidad y conectividad, orientándola más hacia algunas líneas de investigación que seguimos en el laboratorio”.

El investigador de la UTNBA está trabajando en ese proyecto desde febrero de este año. El diseño se encuentra finalizado y se están gestionando los fondos para fabricar los prototipos.

“Inclusive surgió un proyecto de investigación hace unos meses en el laboratorio y este módulo de cómputo es el ideal para empezar a trabajar. Compartimos el espacio con el Dr. Mariano LLamedo Soria, quién trabaja en biotecnología y análisis de señales cardiovasculares. Cuando vio en qué estaba trabajando, me dijo que ellos estaban pensando en armar un equipo de adquisición de datos. Es un aparato que registra las señales del corazón y actualmente necesitan una computadora aparte para ejecutar simulaciones sobre esas señales y detectar patrones o anomalías en el ritmo cardíaco”, explicó Ridolfi.

En ese sentido, el “Módulo de Cómputo Embebido basado en Cortex-A8” sería útil para armar un equipo autónomo que se conecta a los sensores que se colocan sobre los tejidos y permiten relevar señales como las cardíacas, almacenarlas y también procesarlas.

“Incluso gracias a que este módulo también tiene conectividad wi-fi, le puede enviar un mail al investigador cuando finaliza la simulación, con los resultados. Correría todo automáticamente”, sostuvo Ridolfi.

El trabajo conjunto de los laboratorios de la UTNBA permitiría además, evitar la adquisición en el exterior de un equipo de estas características, que costaría entre 10 y 15 veces más que el presupuesto previsto para el desarrollo del prototipo.

“Sería un equipo que podríamos fabricar acá y en Argentina no existe un antecedente de este tipo de equipos. Ellos pensaban comprarlo afuera y ahora podemos diseñarlo en conjunto. Este equipamiento lo van a poder aprovechar no solamente los laboratorios de la UTN sino también todos los que lo quieran usar. Siempre seguimos esa filosofía: Hacer hardware abierto, que todos lo puedan aprovechar, que puedan aportar diseño y mejorarlo”, sostuvo Ridolfi.

Al igual que la Computadora Industrial Abierta como el “Módulo de Cómputo Embebido basado en Cortex-A8”, se encuentran disponibles en la página www.proyecto-ciaa.com.ar y se pueden descargar en forma libre y gratuita.

Soy graduado de la regional Haedo, actualmente docente e investigador aquí en la regional Buenos Aires.