Estudiantes y graduados de la UTNBA desarrollan app para niños con trastornos del espectro autista

El desarrollo es finalista del Concurso de App de ENACOM, y puede lograr el primer lugar mediante la votación pública.

dsc_5692

Un grupo de estudiantes y graduados de la carrera de Ingeniería en Sistemas de Información de la UTN Buenos Aires desarrollaron PSPECS, una aplicación orientada a ayudar a chicos con TEA (Trastorno del Espectro Autista).  Se trata de Matías Borges, Juan Brito, Franco Di Stefano y Martín de la Llave.

El desarrollo, que surgió como propuesta para la materia “Proyecto final” de la carrera, es uno de los seis finalistas de la categoría “Proyectos en vías de desarrollo” del Concurso de App de ENACOM, y durante esta semana estará recibiendo votos AQUÍ para lograr la mentoría de esta institución.

La idea surgió porque la esposa de uno de ellos, Juan Brito, trabaja con este tipo de trastorno en los niños. “Ella notaba que los chicos se inclinan a usar la tecnología para comunicarse interactuar o ver contenidos, más que los métodos tradicionales. Ella buscó aplicaciones para poder trabajar mejor con sus pacientes y no encontró disponibles desarrollos de calidad, o los que encontraba estaban en inglés. Así surgió la necesidad”, explicó Brito.

Entre las ventajas que presenta PSPECS, los desarrolladores destacaron la posibilidad de adecuar la tecnología a la etapa de aprendizaje y orientación que está atravesando el niño. A medida que va avanzando, la tecnología va complejizándose, acompañando el proceso terapéutico. “Es común que se comience por la identificación de pictogramas. En la terapia, en el plano físico, utilizan tarjetas. El objetivo de la aplicación es usar la tecnología para reemplazar este entorno analógico por uno digital e ir incorporando otras herramientas, e ir armando frases”, sostuvieron.

Otra de las características que la distinguen respecto a otros desarrollos que se encuentran actualmente en el mercado, es la inclusión de un chat. “La aplicación está diseñada para contener a tres tipos de usuarios; los niños, los padres y los profesionales, -comentaron-. Cuando el niño es capaz de armar frases puede enviarlas por este medio a profesionales y familiares, y recibir ellos también respuestas. Siempre depende de la etapa en que estén y los estímulos que puedan manejar”.

Finalmente, para los profesionales, la aplicación también incluirá la funcionalidad de enviar informes de cómo utilizan sus pacientes la misma. Con esto se busca ayudar a que puedan llevar un mejor control del avance de los chicos en el uso de la aplicación y así poder ajustar donde sea necesario el aprendizaje de este tipo de comunicación.

La aplicación está parcialmente desarrollada, y se espera que con el apoyo de ENACOM puedan finalizarla para el próximo mes.